Peek

Blog
¿Qué debe comer mi mascota y que no?

Sabemos lo importante que son los animales de compañía, en veterinaria la nutrición ha despertado interés en nuevas alternativas para mejorar la salud de los animales. Esto nos ha permitido lograr mayor longevidad aunada a una mejor calidad de vida. Todos los animales deben cubrir necesidades energéticas (carbohidratos, lípidos, proteínas, vitaminas y minerales) para mantener las actividades cotidianas y el buen funcionamiento del organismo. Si su alimentación es deficiente, nuestro compañero padecerá pérdida de peso, disminución de grasa y así mismo se reducirá su actividad física, llevándolo a un estado de enfermedad. Por lo contrario también un exceso nos lleva a sobre peso y obesidad que están directamente relacionados con diabetes, enfermedades cardiovasculares, pulmonares, intolerancia al ejercicio, problemas articulares y locomotores. Ojo, es necesario también administrar la forma, cantidad y frecuencia para nutrir adecuadamente a los animales de compañía. Existen factores como la edad, raza y sexo,  que varían las necesidades nutricionales, por ejemplo, un cachorro tiene mayor demanda energética que un adulto, así la gestación y sobre todo lactación son muy demandantes en cuanto a nutrientes.

PRINCIPALES ALIMENTOS TOXICOS ENCONTRADOS EN EL HOGAR:

Las intoxicaciones son causas comunes de urgencia médica en perros y gatos. Muchas de ellas suelen darse con alimentos que encontramos en nuestro hogar. Azúcar: problemas  dentales y hasta diabetes. Huesos de pollo: Pueden provocar obstrucciones, laceraciones de estómago e intestino. Alcohol: puede ser mortal en perros. Ajo, cebolla y cebollín: irritación gastrointestinal y puede destruir glóbulos rojos y llevar a una anemia al perro. Aguacate: contiene persina, la cual es tóxica en grandes cantidades. Café, té y otras cafeína: puede ser fatal en perros, y para esto no hay antídoto. Chocolate: vómito y diarrea y puede causar arritmias cardiacas, temblores, convulsiones y muerte. Leche y otros productos lácteos: Pueden provocar diarrea y malestares estomacales, además de alergias alimentarias. Huevo crudo, carne y pescado: envenenamiento por bacterias como Salmonella o E. Coli. Uvas, Nueces y pasas: falla renal.


Como hemos visto la lista de alimentos que llegan hacer daño a nuestras mascotas es extensa, son ingredientes muy comunes que muchas veces no logramos darnos cuenta del problema que les pueda causar. Es por eso que es de gran relevancia hacer hincapié en dar una alimentación balanceada óptima en su etapa de crecimiento,
dar agua a libre acceso y acudir siempre con el Médico Veterinario periódicamente y sobre todo cuando observemos que algo no marcha bien con nuestras mascotas. Hasta la próxima.

M.V.Z Narubi Velázquez Lizárraga

La importancia del cepillado dental

La boca de nuestras mascotas, al que igual que la nuestra, contiene bacterias de manera normal que habitan sin crear alteraciones, sin embargo, de la misma manera que nosotros, al descuidar el cepillado y la higiene dental, pueden presentar un incremento de dichas baterias provocando que se origine el mal aliento (halitosis) y se comience con la formación de cálculos dentales que con el tiempo, provocaran dolor, inflamación y sangrado de encías, ulceraciones, retracción gingival y/o exposición, que a su vez provocara perdida de la pieza dental.

 

Todo esto en conjunto se denomina enfermedad periodontal, para lo cual será necesario realizar un proceso conocido como profilaxis dental.

 

El cepillado dental es la mejor manera de evitar que se produzca enfermedad periodontal y se recomienda realizar por lo menos una vez al día de la siguiente manera:

 

      ·   Se debe acercar de manera relajada y siempre de costado, nunca de frente a nuestra mascota.

 

      ·   Se levanta el belfo (labio) del lado deseado a cepillar

 

      ·    El área de molares se realiza de forma circular

 

      ·   En el área de incisivos y colmillos (caninos) superiores, el cepillado se realizará hacia abajo y en los inferiores el cepillado se hará en movimientos hacia arriba.

 

Se recomienda emplear pasta dental de uso veterinario, en perros de talla grande se recomienda utilizar un cepillo de uso veterinario.

 

Para razas pequeñas se recomienda utilizar un cepillo de cerdas suaves, puede ser de uso pediátrico o un cepillo de dedo.

 

Si nunca has cepillado la boca de tu pequeño se recomienda comenzar con el cepillado una vez a la semana por un mes, posteriormente dos a tres veces a la semana por un mes mas y al finalizar estos periodos es recomendable realizarlo diariamente, esto con la finalidad de crear un habito para nuestra mascota.

 

Antes de comenzar el proceso de adaptación al cepillado se recomienda dar dos o tres días antes de empezar, para que nuestra mascota comience a familiarizarse con el sabor de la pasta dental.

 

Si tu pequeño es de raza Schnauzer, Yorkshire terrier, Terrier escoces, Poodle, Maltes, Chihuahua o pertenece a alguna raza pequeña es importante prestar especial atención al cepillado dental pues las mascotas de esta talla tienen predisposición a padecer enfermedad periodontal y a la perdida de piezas dentales.

 

Si tienes alguna duda o sospechas que tu mascota padece enfermedad periodontal acude a una consulta de valoración dental con nuestros médicos.

 

La importancia de desparasitar a tus mascotas

Sabías que en el ambiente existen muchos parásitos esperando a infectar el trato gastrointestinal de tu mascota y enfermarlos, además, muchos de ellos pueden enfermarnos a nosotros, pues son zoonoticos.

Entre ellos podemos encontrar: Taenias, toxocara Spp,dypilidium Spp, son aquellos gusanitos o arrocitos que podemos ver a simple vista cuando defeca nuestro pequeñ@. Pero también están aquellos parásitos que no podemos ver a simple vista y que solo podemos hacerlo con ayuda de un microscopio, tales como cystoisospora spp o Giardia spp , que son muy resistentes.

¿En dónde pueden encontrarse?

Estos parásitos pueden estar en muchos partes donde comúnmente nuestras mascotas están, el comer pasto, el salir al parque, en un charco de agua después de una lluvia o simplemente al convivir con otros pequeños.

¿Qué le pasara a mi mascota si se infecta?

Éstos pueden ser diferentes dependiendo el agente infeccioso, sin embargo, de manera general podemos observar:

-Diarreas intermitentes, a veces defeca firmes y otras pastosa.

-Heces con moco y/o sangre

-Inapetencia

-Letargia

-Vómitos

-Anorexia y/o poca ganancia de peso

-Anemia

-Presencia del parasito en heces.

La literatura nos indica que la desparasitación interna para nuestros pequeños es cada 6 meses, pero, puede cambiar en función de que tanto está expuesto a esos lugares o situaciones antes mencionadas. Sin embargo, para aquellos que queremos estar seguros, los que sabemos que están más expuestos o que presentan sinología podemos realizar un examen coproparasitoscopico cada 2 meses, el cual consta de observar al microscopio y así poder identificar de que parasito se trata y así ofrecer un desparasitante adecuado para no generar resistencia parasitaria, en caso de que tuviese o en su defecto, asegurarnos que no.

Mi mascota tiene cáncer, ¿qué puedo hacer?

  • Para empezar… 

Hay que partir de la idea que esta enfermedad se inicia desde nivel microscópico, cuando una célula que tendría que cumplir con una función en específico deja de hacerlo y comienza a multiplicarse sin control y sin una función definida. Gracias a la medicina preventiva, tanto perros como gatos han logrado alargar su pronóstico de vida. En consecuencia a esto, son susceptibles a enfermedades crónicas tales como insuficiencia renal, diabetes, enfermedad articular, entre otras.

El cáncer en animales de compañía es responsable de al menos 50% de fallecimientos en mascotas de más de 10 años de edad. Actualmente y gracias al desarrollo de métodos diagnósticos, se puede detectar el cáncer de manera oportuna e iniciar con el tratamiento a tiempo. 

Ya diagnosticaron a mi mascota, ¿ahora qué hago? 

Cuando se nos presenta la noticia que nuestro perro o gato tiene cáncer se pasa por cualquiera de estas emociones: ansiedad y miedo por la vida de nuestra mascota y la esperanza de encontrar un tratamiento que lo pueda curar. Hay que respirar profundo y recordar que el cáncer se ha vuelto una enfermedad tratable y en algunos casos curable.  

Actualmente la medicina veterinaria ha avanzado de tal manera que se le puede comparar con la medicina humana en cuanto a tratamientos oncológicos, por lo que es importante asesorarnos con un especialista en el área para el seguimiento de nuestras mascotas. En los últimos años, las mascotas son reconocidas como un integrante más de la familia, lo que ha llevado a los tutores a invertir más en el tratamiento de sus mascotas y esto ha ayudado a que tanto la calidad como la sobrevida sean considerablemente mejores. 

La pregunta del millón, ¿mi perro va a perder el pelo…? 

En medicina veterinaria los tratamientos oncológicos no tienen efectos colaterales como en  humanos, las mascotas toleran hasta un 70% mejor los tratamientos. La tolerancia a los medicamentos oncológicos tanto en perros como en gatos es buena y existen escasos efectos adversos a las terapias. 

Generalmente, los efectos secundarios son predecibles y se controlan de la mejor manera de la mano de su veterinario. 

Más vale prevenir. El cáncer es una enfermedad crónica que si no se controla a tiempo, puede afectar la calidad de vida de nuestras mascotas.

 El diagnóstico oportuno es clave para el plan terapéutico del cáncer.

 Llevar a tu perro o gato a una revisión médica cada 6 meses debería convertirse en una costumbre para nosotros, ya que con esta práctica podemos prevenir problemas de salud, sobre todo si tu pequeño es mayor. 

Te recomendamos acudir a una consulta médica con un especialista en cuanto detectes alguna anormalidad en tus mascotas; algún bulto en su piel, heridas que tardan en cicatrizar, hinchazón, vómitos, inapetencia y en general cualquier comportamiento que no sea regular en tu perro o gato. 

Recuerda que en Hospital Veterinario Peek contamos con especialistas que pueden ayudarte y orientarte con las dudas que tengas de tus mascotas. 

Nuestra pasión, la salud de tu mascota.